La ética y el Compliance, ¿Influyen en una transformación digital más sostenible? (I)

Actualizado: feb 10


El Compliance acompaña en el diseño de las estrategias de negocios en las compañías y evalúa que cada fase de la estrategia no implique ningún riesgo normativo que pueda dar origen a sanciones reputacionales, o económicas.


Ese mismo seguimiento se manifiesta en la estrategia de transformación digital, ambas determinadas y aprobadas por el consejo de administración.


En la transformación digital normalmente se siguen unas fases:


1. El estudio de los procesos internos y


2. El análisis de cuáles conviene, o no digitalizar,


3. Estandarizar al detalle estos procesos para decidir qué tipo de tecnología será más eficaz y eficiente aplicar, y no tiene que ser una tecnología disruptiva basada en la AI, Blockchain o Big Data, eso dependerá de la evaluación de costes y la eficiencia de cada una de ellas.

En cada una de estas fases (preliminares) se deben identificar los riesgos normativos previamente valorados en el programa de cumplimiento. Entre los posibles riesgos a evaluar están las normas éticas como la igualdad, la integridad, la transparencia (entre otras), que son transversales al diseño de las estrategias, al igual que lo es en la transformación digital.


Otro grupo de normas a evaluar en el diseño de estas estrategias son las que tienen carácter legal, que muchas veces suelen ser más complejas si hablamos de sectores más regulados. Estas pueden estar integradas por normativa sobre protección de datos, LSSI, ciberseguridad, propiedad industrial, medio ambiente, blanqueo de capitales, el código penal, etc.


Cumpliendo ambos conjuntos normativos incrementaremos la sostenibilidad (que perdure en el tiempo) en la transformación digital con los beneficios que eso conlleva.





11 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo