Transparencia, cookies y letra pequeña

Actualizado: feb 3


La normativa sobre protección de datos, tanto el RGPD 2016/679 como la Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, recogen el principio de transparencia como uno de los principios rectores que las organizaciones deben cumplir. En esta oportunidad, me centraré en lo que busca el legislador europeo con este principio y el lado holístico de su cumplimiento.


En la era post - Covid, los valores y principios corporativos cobran un papel relevante para las organizaciones. En este contexto, no basta con decir que se cumplen con los valores corporativos, si no probar al grupo de interés que realmente es así, con acciones reales en el día a día y en cada proceso de negocio.

La transparencia es uno de los valores que siempre se suele recoger o mencionar como uno de los valores corporativos que identifican a las compañías, pero cómo se tangibiliza.


El principio de transparencia es aplicable a diferentes contextos y procesos de las empresas. En lo referente a la normativa sobre protección de datos, las organizaciones deberían percibir que es un valor positivo para la imagen de marca que poseen. A través de este principio todos los grupos de interés afines a la organización podrán observar desde el inicio de la relación que existe transparencia real frente a ellos, generando una relación de confianza que se gesta desde el ingreso en las páginas webs, servicios online o redes sociales.


Y cómo adoptamos una práctica real de este principio, con una comunicación clara y simple sobre el USO de los datos personales y que responda a simples preguntas como; qué tipo de usos se harán, hasta cuándo, con quiénes se compartirán, y a quién pueden solicitar cambios o reclamos.


A pesar, de su importancia, aún se ve que varias organizaciones no han adecuado las políticas de cookies y privacidad, o, las han adaptado de forma poco eficientes, y se continúa con las prácticas poco transparentes (un lenguaje complejo, y se obliga a aceptar consentimientos sobre el uso de datos para continuar con la navegación en las páginas webs).


La transparencia en las políticas del uso de cookies (guía de la AEPD) goza de relevancia en un ecosistema cada vez más digitalizado, tanto para las organizaciones como para los propios usuarios. Para los primeros, en cuanto el uso de publicidad y la información de la navegación (relevante para ofrecer mejoras o nuevos servicios), y a los usuarios la facilidad en la navegación y el uso de APPs.


No cabe duda que, en la actualidad, la digitalización asume un rol más relevante en los procesos de las organizaciones, en ese sentido, la transparencia para los usuarios o clientes, es y será, un valor frente a la sociedad y corresponde ser conscientes que todos adoptaremos más responsabilidades (independientemente de las sanciones económicas) como empresas por una legitimación social coherente, y como usuarios en custodiar responsablemente nuestros derechos, en este caso, leyendo la letra pequeña para conocer lo que consentimos.


#RGPD #GDPR #privacy #dataprotection #privacybydesign #valores #transparency


11 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo